CON NUEVAS NORMAS DEL SAT SERA MÁS FÁCIL SACAR UN PERMISO DE ARMA QUE LA FIRMA ELECTRÓNICA: FECANACO

Las modificaciones al Código Fiscal de la Federación que entrarán en vigor en 2020 contienen nuevos candados que endurecen los requisitos del SAT para obtener la firma electrónica haciendo este trámite ya complicado extremadamente difícil para la mayoría de los habitantes de mexico, señalo Christiaan Pérez Cosio, Abogado y Secretario Técnico de la Federación de Cámaras de Comercio de Tamaulipas, quien argumentó que es más fácil sacar un permiso para arma de fuego que la firma electrónica del SAT.

Uno de los trámites más difíciles para un contribuyente es la obtención de la firma electrónica donde para su obtención piden desde datos de geolocalización hasta biometricos como huellas dactilares o lectura del iris del ojo pero como si esto no fuera poco con las modificaciones al Código Fiscal de la Federación, para 2020 no se otorgará la firma electrónica cuando los contribuyentes no acrediten plenamente sus datos de identidad, domicilio y situación fiscal, situación que pudiera llevar a excesos, abusos y hasta discriminacion por parte de la autoridad a los ciudadanos al negarles un derecho básico y universal como lo es poder tributar legalmente, solo por la pura presunción de que “algo esconden” señalo Christiaan Pérez Cosio, Abogado y Secretario Técnico de la Federación de Cámaras de Comercio en Tamaulipas.

El abogado señaló que todo esto está encaminado a endurecer las reglas fiscales limitar el manejo de efectivo y la evasión fiscal pero la rudeza con la que está actuando el SAT podría provocar un efecto adverso que nos regrese a la era de guardar el dinero bajo el colchón por miedo al terrorismo fiscal emanado desde el gobierno.

Explicó que las agresivas políticas en materia fiscal que está implantado el gobierno federal aunado a los riesgos de operar dentro de la “legalidad” podrían alentar masivamente a los empresarios a operar más con efectivo fuera de la vista de la SHCP y regresarnos a la época de guardar el dinero en efectivo y no en la banca.

La firma electrónica se conforma por un archivo electrónico en donde viene encriptada información del causante, como sus huellas digitales, fotografía de su iris y fotografía de su cara y es indispensable para poder facturar.

La iniciativa de decreto que regirá en 2020 propone modificar el quinto párrafo del artículo 17-D del Código Fiscal de la Federación, para incorporar la facultad del SAT de no otorgar una e.firma cuando los contribuyentes no proporcionen información suficiente; Tampoco se otorgará la firma electrónica cuando la información no pueda ser validada por el órgano desconcentrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *